KELLER Home » KCS » Historia de la empresa

La historia de la empresa KELLER

En 1894, el maquinista de Laggenbeck, Carl Keller (1847 hasta 1932), inventó el carro horquilla («finger car»). Este dispositivo primero no parecía muy impresionante, pero fue el comienzo de la automatización en la industria de la cerámica estructural. El hecho de que él se diera cuenta de que su carro horquilla no tiene ninguna posibilidad sin un sistema de secado que funcione, fue el impulso para nuevos e innovadores desarrollos.

Carl Keller puso su corazón y su alma en la comercialización y venta de sus productos. Así es como viajaba antes de la  Primera Guerra Mundial, donde se instaló la primera máquina completamente automática en Astracán, en el Mar Caspio.

En el ámbito de las reparaciones de guerra que el Reich alemán tuvo que pagar después de la Primera  Guerra Mundial, KELLER entregó máquinas al norte de Francia y Bélgica. También fueron vendidas las primeras máquinas a Uruguay y Argentina.

Tras los difíciles años de la crisis económica mundial de principios de los años treinta del siglo pasado, el negocio se recuperó. KELLER volvió a encontrar sus antiguos mercados nacionales y extranjeros y también amplió el acceso a los países subdesarrollados del sudeste de Europa.

Durante la segunda Guerra Mundial, KELLER comenzó siendo una fábrica de armas. Los prisioneros de guerra rusos fueron asignados a la compañía, y la mayoría del personal permanente de la compañía había sido reclutado en el ejército. Una cuarta parte de ellos murió en la guerra.

Después de la reconstrucción, la empresa KELLER se puso en marcha y se convirtió en un fabricante de máquinas e instalaciones activo a nivel mundial.

La empresa afiliada KELLER Spezialtechnik, fundada en 1954, que desarrolló y fabricó sistemas de control y medición para secadores, adquirió en 1967 la mayoría de las acciones de la Pyro-Werk de Hannover, que desde 1925 fabricaba pirómetros para la medición de temperatura sin contacto.  En 1971, la gestión empresarial y la producción se trasladaron de Hannover a Laggenbeck.  Y en 1977, KELLER Spezialtechnik y Pyro-Werk se fusionan para formar KELLER Spezialtechnik-Pyrowerk GmbH, que en 1990, se convirtió en la unidad de negocio MSR (departamento de medición, control y regulación).

Además del desarrollo consecuente y la distribución mundial de pirómetros, la unidad de negocio MSR también se ha establecido en el campo de la automatización. El núcleo de esta área es el control de plantas en la industria de materiales a granel, como molinos de grano o instalaciones para la fabricación de piensos compuestos.

KELLER es una empresa económica, innovadora y activa a nivel mundial. Además del continuo desarrollo tecnológico, la confianza en la colaboración con nuestros clientes y su satisfacción es nuestra máxima prioridad.

En 2018 se reorganizaron las divisiones. En las páginas siguientes les presentamos estas áreas.

Desde el 2006, KELLER es una división del grupo francés Groupe Legris Industries.


Tu configuración de cookies y de privacidad
Este sitio web utiliza tecnologías de registro de terceros para proporcionar y mejorar continuamente sus servicios.
Estoy de acuerdo y puedo revocar o cambiar mi consentimiento en virtud de la privacidad en cualquier momento con efecto para el futuro.
más…